RSS

Recorremos cada rincón de Buenos Aires para vos!

San Telmo, emblema porteño









El rincón testigo de la cultura porteña.

Cantos, bailes,
ferias, artistas y la infaltable presencia de visitantes, caracterizan la plaza Dorrego del barrio San Telmo en Cap. Federal. Cada día, es testigo de innumerables
visitas no solo de turistas sino también de gran cantidad de porteños que se acercan a conocer y a recrear una escena de más de doscientos años de antigüedad.
El domingo pasado, como tantos otros, la plaza Dorrego se vio colmada de puestos ambulantes y de visitantes que miraban con curiosidad y compraban con entusiasmo las piezas antiguas que se ofrecían en la feria.
Un clima de armonía y alegría persistía en el ambiente convirtiendo el día nublado y lluvioso en una condición con poca importancia.
San Telmo considerado la cuna del arrabal, el rincón de payadores y del mismo tango argentino, se caracteriza por casas de la época colonial, casonas de adobe y ladrillos viejos, veredas estrechas y calles empedradas. Cada estructura arquitectónica era observada con asombro especialmente por los turistas extranjeros que aprovecharon la tarde de domingo para ser parte de un escenario con años de antigüedad.
La apariencia actual del barrio es reflejo de un hito histórico: en sus orígenes, San Telmo fue habitada por las familias aristocráticas pero con la epidemia de fiebre amarilla en 1871, se vieron obligadas a trasladarse al lado norte de la cuidad. Fue entonces que las familias propietarias de estas casonas decidieron alquilarla a los inmigrantes trabajadores o simplemente fueron usurpadas por la clase baja que poco tiempo después vendieron todo aquello abandonado por las familias más adineradas a coleccionistas. Es por ello, que hasta el día de hoy funciona una enorme feria de antigüedades y se estableció la notable diferencia entre el barrio norte y sur de Capital federal en cuanto a clases sociales.
La plaza Dorrego fue declarada Lugar Histórico Nacional. Es la plaza más antigua después de Plaza de Mayo. Los domingos de 10:00 a 17:00 funciona una enorme feria de antigüedades.

La Feria de los Recuerdos

Cantos, bailes, ferias, artistas y la infaltable presencia de visitantes, caracterizan la plaza Dorrego del barrio San Telmo en Cap. Federal. Cada día, es testigo de innumerables visitas no solo de turistas sino también de gran cantidad de porteños que se acercan a conocer y a recrear una escena de más de doscientos años de antigüedad.El domingo pasado, como tantos otros, la plaza Dorrego se vio colmada de puestos ambulantes y de visitantes que miraban con curiosidad y compraban con entusiasmo las piezas antiguas que se ofrecían en la feria.Un clima de armonía y alegría persistía en el ambiente convirtiendo el día nublado y lluvioso en una condición con poca importancia. San Telmo considerado la cuna del arrabal, el rincón de payadores y del mismo tango argentino, se caracteriza por casas de la época colonial, casonas de adobe y ladrillos viejos, veredas estrechas y calles empedradas. Cada estructura arquitectónica era observada con asombro especialmente por los turistas extranjeros que aprovecharon la tarde de domingo para ser parte de un escenario con años de antigüedad. La apariencia actual del barrio es reflejo de un hito histórico: en sus orígenes, San Telmo fue habitada por las familias aristocráticas pero con la epidemia de fiebre amarilla en 1871, se vieron obligadas a trasladarse al lado norte de la cuidad. Fue entonces que las familias propietarias de estas casonas decidieron alquilarla a los inmigrantes trabajadores o simplemente fueron usurpadas por la clase baja que poco tiempo después vendieron todo aquello abandonado por las familias más adineradas a coleccionistas. Es por ello, que hasta el día de hoy funciona una enorme feria de antigüedades y se estableció la notable diferencia entre el barrio norte y sur de Capital federal en cuanto a clases sociales.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario