RSS

Recorremos cada rincón de Buenos Aires para vos!

U2 deslumbró a 360 grados

Por Mariel Benitez (@mariel_benitez):

El día más esperado por los fans había llegado, y la ciudad protagonista era La PLata. Caracterizada el 30 de marzo por la formidable organización que había desde la bajada de la autopista, donde indicaban a cada conductor por dónde debía continuar para ingresar al Estadio Único, que por primera vez desde su renovación, abría sus puertas para ver un show que no era de índole deportiva. De todas formas, había un único destino para todos los automovilistas: ver a la banda irlandesa U2 en un espectáculo que sin duda fue 360°.

Dentro del estadio, los espacios se llenaban rápidamente y los fanáticos se veían deslumbrados por el escenario circular, el anillo que rodeaba al mismo, la garra, los puentes, y las distintas pantallas que se podían observar de manera perfecta desde cualquier ubicación.

El concierto comenzó a las 20hs con los ingleses MUSE como banda soporte. Quienes brindaron un poco más de media hora de puro rock con sus clásicos.

Fue a las 9:45hs cuando Bono, The Edge, Larry Mullen y Adam Clayton fueron aplaudidos por casi 60 mil personas que habían estado esperando durante horas, y algunos durante días, para ver a su grupo de rock preferido que luego de 5 años volvía a visitar la Argentina.

El tema de apertura fue Even better than the real thing del álbum Achtung Baby de 1991. También se lucieron con clásicos como Evelation, Vertigo, One, With or without you y Where the streets have no names. Pero el momento en que el público desbordó de emoción fue cuando la pantalla cilíndrica ubicada en el centro del escenario se apagó por unos instantes, se desplegó, y cuando volvió a encenderse comenzó a sonar In the city of blinding lights.

En medio de la noche en la que predominaron las nuevas tecnologías, Bono se acercó una y otra vez a quienes se encontraban cerca del escenario y repitió varias veces la frase “son lo más”, también pidió no olvidar a Gustavo Cerati, y mostraron un video sobre la ONG ONE fundada por el líder de la banda.

Una vez más hicieron presente la defensa de derechos humanos. Esta vez, mientras cantaron Scarlet, Sunday bloody Sunday y Walk on, varios hombres con velas se mantuvieron alrededor del escenario y se mostró el símbolo que representa a la organización Amnesty International.

Se despidieron con Moment of Surrender, dejando a un público emocionado y agradecido. El día tan esperado había terminado, y comenzaba un regreso a casa un tanto complicado, sin embargo, eso parecía no importar, los rostros sólo demostraban que el show había superado las expectativas de cada uno.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario